domingo, 24 de octubre de 2021

Didier Conrad y Jean-Yves Ferri: Astérix 39: Astérix tras las huellas del grifo

Me enfrenté a este álbum con algo de aprensión, vistos los comentarios.
Hombre, no es Goscinny, pero creo que eso ya lo sabíamos al comprarlo.
Pero no creo que no sea el peor álbum de Astérix ni de lejos. Para mí sigue siendo el último de Uderzo el que tiene ese dudoso honor.
Con éste me encontré una aventura simpática, un dibujo muy espectacular, algunas referencias más o menos sutiles a la actualidad (fake news, feminismo, internet) y más de un gag que funciona.
Y lo de usar una rotulación como la de Uderzo me parece estupendo.
Mucho quejica hay por ahí.



Joe Staton y William Messner-Loebs: Jonny Quest 11

Cuando leí este número hace muchos años, al llegar al final se me humedecieron los ojos.

Al cabo de unos números leí en el correo una carta de Len Wein que decía que durante años, había escuchado a aficionados decir que el final de su primera historia de la Cosa del Pantano les había hecho llorar, y que con este número él entendía ahora de lo que le hablaban. O algo así, no me hagáis que lo mire.

Lo he vuelto a leer y he vuelto a sentir lo mismo.

Qué GRAN número.



Marc Hempel, Mark Wheatley y William Messner-Loebs: Jonny Quest 10

Hempel y Wheatley, que se convertirían en los dibujantes regulares de la serie van calentando motores en un gran número donde Jonny y su amigo Hadji viajan a la Inglaterra de Ricardo III para descubrir que lo que contaba Shakespeare de él era muy inexacto.




Murphy Anderson y William Messner-Loebs: Jonny Quest 9

¿El veterano autor de DC Murphy Anderson en un número de Jonny Quest?

El veterano autor de DC Murphy Anderson en un número de Jonny Quest.



Ken Steacy y William Messner-Loebs: Jonny Quest 8

Una historia, tramposa pero eficaz, donde vemos el futuro de los personajes, perseguidos por un implacable villano.

Lo mejor es poder ver al gran Ken Steacy al dibujo.



T.O.T.T.: Nosotros somos los muertos 4

Esta historia, una ejecución donde sólo se ven las manos de los personajes, es brutal. Lectura obligada, si no la conocéis.



Howard Chaykin: Black Kiss

Y acabo aquí las lecturas preGranada.

Sigo sin tener muy claro por qué los policías van matando y violando para encontrar a Cass Pollack, pero me divierte cómo va mezclando sexo, género negro, terror, con giros argumentales cada dos por tres.

A Chaykin le gusta más la segunda parte. Bueno, no está mal. Pero confieso que me parece más impostada, aparte de ser más deprimente.

Puede que sea por lo que contó en la charla, y las traductoras no se atrevieron a decir con exactitud: La primera parte eran mis ganas de follar, la segunda es la nostalgia de poder follar. Tengo setenta años, joder.



Alfonso Font y Frank Pepper: Black Max 1 TPB

Uno de los cómics británicos de los 60-70 que ha reeditado Rebellion en los últimos tiempos. 
Hay dos cosas que me interesan. 
La primera es Alfonso Font, en su primer trabajo importante. Font hace el prólogo y la portada, por cierto.
La segunda es la premisa, una majarada británica absoluta, con peleas de aviones durante la Primera Guerra Mundial con la intervención de murciélagos gigantes, gracias al típico científico loco alemán.
Una juerga.

Howard Chaykin: Midnight of the Soul TPB

Posiblemente la obra más floja de Chaykin de los último años, y pese a ello, mejor que muchas otras cosas que se publican con mucha más repercusión.

Sólo por dos escenas, que harán explotar la cabeza a más de uno en estos tiempos en que contar según qué cosas se mira de forma sospechosa, ya me ha compensado el tiempo.




Miguel Gallardo: Nosotros somos los muertos 3

Cuando a Gallardo se le va la olla, me parto.



Howard Chaykin y Matt Fraction: Satellite Sam

Como estuve en Granada e iba a llevar una charla con Howard Chaykin, me lei al final la obra, de la que sólo me había leído el primer TPB, y en la edición de Dolmen por algún lector en la charla hablaba de ella, más probable que la americana.

Confieso mi pasión por este autor y ésta es de las mejores de los últimos tiempos. Fraction imita el estilo de guiones de Chaykin a la perfección. Ambiente vintage, temática entre negra y denuncia social, mucho sexo, narración algo sincopada, un reparto de personajes bastante coral. Pero estaba claro que Chaykin metió mano en la historia muy pronto, como contó en Granada.

Divertidísima. No sé si lo venderán a alguna cadena de televisión, eso sí.



Ralph Meyer y Xavier Dorison: Undertaker 1: El devorador de oro

Años aguantando a gente que me recomendaba esta serie y yo, como un idiota, pasando de ellos.

Sí, es muy Blueberry, mucho.

Pero como me decía un amigo, hablando de otros cómics, Prefiero un buen imitador de algo bueno que un autor personal que me importa un pito lo que haga.

Total, que tengo ahora cinco álbumes haciendo cola.



José Muñoz: Nosotros somos los muertos 2

 No tenía un mal plantel internacional la revista, la verdad,

Primer número formato libro.


Hendrik Dorgathen: Nosotros somos los muertos 1

Del primer número oficial, formato revista, me quedaría con esta historia, un delirio que juega con la lectura y las transiciones, con la narrativa y la gráfica de una forma tan delirante como brillante.



Max: Nosotros somos los muertos 0

Supongo que sabéis los seguidores de este blog que tengo un canal de Youtube llamado Viñetas donde voy comentando diversas obras.

Estoy preparando uno sobre Nosotros somos los muertos y, por eso, me los voy releyendo, para ir refrescando temas e ideas.

El primero número, el sin número, el fanzine es el inicio.



Carmelo Manresa: Cine de verano

Al leer este tomo lo primero que me vino a la cabeza fue que es curioso el paso del tiempo.

Este cómic, idéntico, se hubiera podido publicar sin desentonar en El Víbora en los años 80, la época en la que sucede la historia por el tipo de historia: jóvenes, primeros escarceos con algunas drogas, los colegas, algo de sexo, un punto costumbrista.

Ahora tiene todo un aire nostálgico, que se ve acentuado por cómo se rehúye el lumpen, los bajos fondos y se abraza la clase media y la segunda residencia.

Igual por eso el autor, hábilmente, incluye una parte final con un claro mensaje, rotundo y claro. 

Y en otro orden de cosas, este tipo de historias suele plantear un dilema moral del protagonista (¡Oh! ¿Debo seguir a tradición familiar y hacerme arquitecto o sigo el impulso de mi corazón y me hago director de cine?) o cómo conoce al amor de su vida y le cambia para siempre. Y no. Todo es mucho más natural y, por ello, más verosímil.

No conozco mucho la obra del autor, sé que es colaborador del TMEO y de El Jueves, pero espero que se tire a por otras obras como ésta: sencillas pero eficaces.



Rodrigo López y Luciano Saracino: Herbert West: Carne fresca

Lo de las adaptaciones de Lovecraft es un mundo. Ésta es concreto, del relato Herbert West, Reanimator, que dio lugar a una de las adaptaciones cinematográficas más locas y disfrutables del de Providence, funciona razonablemente bien. Es bastante fiel, va al grano, mantiene el tono oscuro y algo críptico del cuento, y el dibujo, más expresionista que realista, se adapta a la atmósfera que se desea. 

No es una locura, vale, pero se lee con gusto y deja un buen sabor de boca al final.



domingo, 3 de octubre de 2021

Ana Penyas: Todas estamos bien

Ese estilo gráfico, con elementos en plan collage, tiene encanto y personalidad a raudales.

La temática, hablar de nuestros abuelos, me parece muy válida.

Pero, aunque haya partes que me parecen estupendas y llenas de emoción, de vida, hay otras en que mezcla las historias de las dos abuelas donde me confunde y me pierde como lector. No sé, me da que centrarse en sólo una de ellas o diferenciarlas de un modo más claro hubiera hecho que lo disfrutara más.



Pablo Auladell: Potemkin

Otra adaptación del Zorro Rojo de una película muda.

Confieso que me he metido en la historia totalmente gracias al apartado gráfico.

Sólo he echado de menos el plano del pie pisando el piano.



Bertail y Matz: Shandy 1: Agnès

Una serie de dos números que no siguió porque el dibujante decidió emprender otros trabajos.

Una pena porque las aventuras de este inglés en la Francia napoleónica tiene un poco de todo, de elementos históricos a fantásticos, algo de sexo, peleas, dramas personales...

Aunque lo que más me ha llamado la atención es el acusado toque corbeniano del dibujante.



lunes, 27 de septiembre de 2021

Eric Powell y Harold Schechter: Did You Hear What Eddie Gein Done?

Es curioso pero nunca me había dado cuenta de la evidente influencia de Will Eisner en el trabajo de Eric Powell hasta esta obra, una biografía del asesino psicópata Ed Gein. Hay viñetas, páginas que parece que el autor de Spirit le hubiera dirigido...

Esta novela gráfica está realizada junto a un autor importante de libros de lo que llaman los americanos True Crime, y se nota que está documentada a rabiar, que se habló con personas que estaban en la detención de Gein y cosas por el estilo.

Pero aparte el cómic tiene una estructura clara, sabiendo cuándo dramatizar y cuándo entrar en los datos, sin que te des cuenta, enganchando al lector. Y, pese al tema, evitando entrar de cabeza en el morbo y el gore.

En fin, me puse a leerlo tras una jornada de trece horas y no lo dejé hasta acabarlo a las tantas. 



Nadar y Julien Frey: Fatty, le premier Roi d'Hollywood

Contar la historia de Fatty Arbuckle y su amistad con Buster Keaton es una excusa de los autores para entrar a tratar temas espinosos en estos tiempos como la cultura de la cancelación o las denuncias falsas que puede haber en los tiempos del #MeToo.

O sea, que se podían meter en un jardín del quince.

Pero no, salen con soltura del brete, mostrando trapos sucios, sí, pero a la vez intentando ser rigurosos con lo sucedido (aunque en esta historia escandalosa siempre habrá quien niegue algún detalle o afirme saber algo que no esté claro del todo).

Y consiguiendo que los lectores nos encariñemos con estos dos protagonistas.

Hace días que la leí pero sigo dándole vueltas a lo leído, y eso es siempre bueno.



jueves, 23 de septiembre de 2021

Bartolomé Seguí y Gabi Beltrán: Historias del barrio Edición integral

Hay cosas que hay que leer con la distancia del tiempo para que situaciones personales no te afecten.

Ahora ya tocaba.

Qué gran trabajo de Seguí, si uno conoce la Palma de los años 80, esas calles del Barrio Chino, queda transportado enseguida.

Y Beltrán, aunque a veces quede críptico y en otras sea algo artificial, demasiado preocupado por "escribir bien", es capaz de que empatices con los personajes, con su mundo, con sus problemas, cuando la naturalidad le gana la mano.



Jack Kirby y Stan Lee: The Silver Surfer TPB: The Ultimate Cosmic Experience

Pues por fin conseguí la edición original, que es la que quería, y he leído el último trabajo de Kirby y Lee, una historia que viene a ser una historia alternativa de la llegada de Galactus a la Tierra, pero sin los 4 Fantásticos.

No es especialmente memorable como lectura. Lee se viene arriba en más de un momento, supongo que por estar publicado por una editorial "seria" y destinado a librerías generalistas, lo que lo hace algo farragoso.

Pero Kirby está potente y nos regala algunas viñetas memorables.




Patricia Breccia y Hernán Migoya: El amante de Lady Frankenstein

Un pastiche de Mary Shelly y D.H.Lawrence con el que seguro que se ha divertido la mar Hernán Migoya y que mezcla el terror gótico con el erotismo sin ninguna clase de pudor. Es correcto y con momentos chocantes, pero creo que el resultado no consigue ir mucho más allá de la premisa.

No conocía la obra de Patricia Breccia y esto ha sido una buena forma de verla defendiendo dos géneros tan dispares, aparentemente. Perosi hubiese de decir alguna clase de parecido en su estilo de dibujo, creo que me ha recordado más a Francisco Solano López que a cualquier otro.



Manuel Meseguer y David Muñoz: Infectado

David Muñoz tuvo hepatitis C y el tratamiento fue durillo.

Basándose en su experiencia, se inventa una historia correcta (era de esperar, Muñoz es un guionista muy competente), con una galería de personajes más que correcta y situaciones que van de lo cómico a lo patético, pasando por momentos que te dejan con el corazón estrecho. Pero no puedo dejar de pensar que lo de hacer novelas gráficas de enfermedades empieza a ser bastante cansino.

Lo que me ha llamado realmente la atención es el trabajo del dibujante, Manuel Meseguer, que tras un aire inicial a Paco Roca acaba atrapándote con algunas soluciones gráficas de lo más refrescantes.



Daniel Blancou: Sobra un autor de cómic

Un álbum contado en pequeñas píldoras con un autor de comic que le copia una gran idea a un chaval y el embolado en el que se mete. Total, una comedia de enredo de toda la vida y donde el autor aprovecha para ajustar cuentas con gente que se llena la boca de la palabra "arte", con los editores, con las condiciones laborales lamentables, las sesiones de firmas y temas similares.

Una agradable sorpresa.



Carlos Giménez: El inmortal

El amigo de un dibujante cuenta cómo está a  punto de conseguir la inmortalidad y cómo viaja al futuro en plan prueba donde descubre que nos volvemos todos gilipollas, Doc.

Giménez cuenta un par de anécdotas del amigo éste antes de embestir con la historia principal, que no deja de ser un excusa para criticar nacionalismos, lenguaje inclusivo y cosas así.



Albert Monteys y Matt Fraction: Solid State

Un cómic inspirado en un disco que se publicó al mismo tiempo y que no conozco. 

Hay partes muy estimulantes, pero el conjunto no deja de ser confuso y que pide al lector que ponga demasiado de su parte, me temo.




lunes, 6 de septiembre de 2021

Florence Cestac: Un papa, une maman, une famille formidable (la mienne!)

Cestac ha editado este año un álbum es que vuelve a contarnos detalles de su vida. En esta ocasión son sus padres y, especialmente, la turbulenta relación con su padre, un hombre que no estaba nada interesado en sus hijos donde se centra.

Esta autora puede ser tan divertida como emotiva y siempre disfruto con una obra en esta línea.



Félix Carrión y Julio Fernández:Joyas Literarias Juveniles 19: Ricardo Corazón de León

La única historia que escribió para esta colección, creo, Julio Fernández, un hombre multitareas y multipseudónimos de Bruguera (y que salió caricaturizado más de una vez en Mortadelo y Filemón por sus grandes bigotes).

Tiene sus momentos de aventura resueltos de forma bastante digna, pero no deja de ser una biografía algo sosita y, sobre todo, muy blanqueada (de la masacre de Acre ni sombra, claro)...

Especial atención al color: de los más feos que he visto en Bruguera, que ya es decir.



Cerón y José Antonio Vidal Sales: Joyas Literarias Juveniles 18: La cabaña del tío Tom

Leyendo este número me venían unas cuantas cosas a la cabeza.

Al leer la entrada que hice hace unos años, veo que coincido conmigo mismo una barbaridad, ¡Qué digo una barbaridad! ¡Al 100%! ¡Totalmente!

Menos mal. 



Vicente Torregrosa y José Antonio Vidal Sales: Joyas Literarias Juveniles 17: La vuelta al mundo en 80 días

Vidal Sales, como Alberto Cuevas, y Torregrosa se lanzan a por otra de las grandes novelas de Verne. 

Me gusta especialmente el tono de comedia que tiene, con un Torregrosa especialmente caricaturesco, y lo muy odioso que resulta el incompetente del Detective Fix. Qué gusto ver que le aplastan las narices al final, oye.



domingo, 5 de septiembre de 2021

Joan Escandell, José Antonio Vidal Sales: Joyas Literarias Juveniles 16: Ivanhoe

La novela más famosa de Walter Scott en una adaptación sobria, aunque algo sosa, y que no esconde el antisemitismo de buena parte de sus protagonistas.



Florence Cestac: Le démon de midi

Cestac estará en Avilés, así que quise leerme alguna cosa suya que tenía pendiente.

Esta es posiblemente una de sus mejores y más famosas obras. Y con toda la razón.

El tema es contar la ruptura con su marido, sin mencionar nombres, por su infidelidad. 

La sorpresa, el dolor, las mentiras, la rabia, los intentos de vengarse ligando con otros, los intentos de volver... Nada que no sepamos, pero contado de una forma clara, directa, potente y llena de honestidad.



Dan Brereton: Children of Night

Dan Brereton va enganchando libros de ilustraciones vía crowdfunding sin parar. El rollo es que a veces vuelve a sacar materiales ya aparecidos en otros tomos.

Pero el material nuevo siempre vale la pena.




Mitch Gerads y Tom King: The Sheriff of Babylon TPB

Que sí, que Tom King estuvo en la CIA, que si Al-Quaeda, que si Irak...

Hombre, la sensación de caos, de violencia constante, de no tener claro qué está pasando, de que los de tu bando pueden ser unos inútiles o unos miserables y los del otro puede que no sean tan malos, todo eso se consigue transmitir de una forma brutal.

Lástima que lo que es la trama se le vaya a veces...



Cerón y José Antonio Vidal Sales: Joyas Literarias Juveniles 15: Aventuras de un soldado de Napoleón

Una historia claramente pacifista y antibélica que sorprende por dónde (revistas más infantiles que juveniles) y cuándo (franquismo) se publicó.

El tono no es nada comedido en este aspecto...

Vidal Sales volvió a usar lo de Alberto Cuevas, para disimular.



John Buscema y Roy Thomas: Tarzan 1-11

Un amigo me decía que estos comics eran lo mejor que se ha hecho en el medio del personaje de Tarzan. Me parece muy exagerado.

A ver, es un cómic muy correcto. Se nota que Buscema disfrutaba con ello, sobre todo en los primeros números que se entintó él. E incluso cuando no se entinta, hay episodios con tintas de Alfredo Alcalá que no envidian a los mejores números de La espada salvaje de Conan.

Las novelas de Tarzan suelen usar una estructura basada en capítulos con diferentes protagonistas. Esto hace que Tarzan no aparezca tanto como uno quisiera. Pero Thomas es un gran adaptador y amante de la cultura popular, de modo que sabe jugar con esa estructura para tener a Tarzan lo máximo posible. Por no decir que decide empezar con una de las mejores novelas de la serie, El tesoro de Tarzan (y que fue la primera que lei yo, curiosamente).

Pero hay un par de pegas.

La primera es que hay un par de fill-ins por en medio, historias basadas en cuentos de Tarzan, no se sabe muy bien por qué, ya que están dibujados por Buscema, a veces con el entintador de la serie del momento...

Yo tengo una teoría, que me lleva a mi segunda pega. 

Los comics de Tarzan, ya había pasado lo mismo con DC, por ejemplo, se hacían pensando también en la edición internacional. Esta edición era de historias de quince páginas. La americana era de diecisiete. Esto obligaba a Marvel, y antes a DC, a hacer dos páginas prescindibles en la edición de otros países. Marvel lo arreglaba poniendo una página dedicada al vocabulario de las fieras de la selva y metiendo una splash o un pin-up. Este encaje de bolillos hace que se pierda algo de frescura, de espontaneidad en el resultado si lo comparamos con los números de Conan que estaban haciendo por aquel entonces.

Y a mí me da que, por todo este jaleo, a veces hacían falta historias cortas de forma urgente para ediciones de otros países, lo que obligaba a aparcar la saga en curso.

Así que no, no es la mejor adaptación de Tarzan al cómic. Ni tan siquiera es la mejor en comic books. Prefiero lo que hizo Kubert de calle, por decir algo. Pero es una buena adaptación, con un Tarzan muy fiel al de las novelas (y sin molestos comentarios claramente racistas), con mucha acción, sentido de la aventura y que transmite la pasión de los dos principales implicados.

A ver cómo sigue.



Dan Barry y otros: Flash Gordon Daily Strips 1953-1955: El hombre sin planeta

Las historias de este tomo son algo irregulares en cuanto a tramas, e incluso en tratamiento de personajes. Dale puede ser alguien con quien puedes empatizar por su decepción ante la actitud de Flash como pareja, o puede ser un florero. Se nota que iban pasando varios autores, pero los resultados son siempre muy entretenidos.

Eso sí, lo de Flash morreándose con la supuesta descendiente de Dale es para decirle Pero, tontolaba, ¿¿¿de dónde te crees que ha salido???



Morris y Goscinny: Lucky Luke 24: La diligencia

Algunos lo consideran el mejor álbum de Lucky Luke. No sé si diría yo tanto, pero me parece evidente que es uno de los mejores, eso sí.

Tengo debilidad por ese jugador profesional. 

Apostaría que los autores también.



Martínez Osete y José Antonio Vidal Sales: Joyas Literarias Juveniles 14: Quo Vadis

A Juan Martínez Osete, antes de entintar a Ibáñez, lo tenían encasillado en comics de romanos (Simba Kan, El Jabato), así que no sorprende mucho que lo metiesen aquí.

El pobre Vidal Sales usó el pseudónimo de Alberto Cuevas para intentar disimular un poco que volvía a ser él el guionista.



Vicente Torregrosa y José Antonio Vidal Sales: Joyas Literarias Juveniles 13: La isla misteriosa

Me parece estupendo que una novela que recupera a dos personajes de dos novelas anteriores de Jules Verne tuviera una adaptación por los mismos autores, que mantuvieran los parecidos apropiados y que se editara más tarde.

Teniendo en cuenta lo chapuceros que eran en Bruguera, esto es casi un milagro.


Ramón K. Perez y Chip Zdarsky: Stillwater TPB 1: Rage, Rage

Es cierto que la premisa es intrigante (un pueblo donde nadie muere ni envejece desde hace décadas y cómo su moralidad y sus costumbres cambian por ello). Y se nota que, como casi todo lo producido en los últimos tiempos, se ha hecho con un ojo puesto en vender los derechos para una serie de televisión.

Perez hace un trabajo correcto, limpio, con algunos ramalazos a lo Alan Davis sin caer en la copia de lo más estimulantes, y Zdarsky sabe presentar a los diversos personajes y, poco a poco, va narrando el pasado de otros. La lástima es que en pocos números se está cayendo en tópico tras tópico y la sensación de novedad se desinfla con bastante rapidez...



Joan Escandell y Víctor Mora: Joyas Literarias Juveniles 12: El último mohicano

Me gusta que se use el final de la novela, tan trágico y amargo para el lector (aunque nos ahorren según qué visiones, eso sí).

Y me sorprende mucho el aspecto tan poco heroico, tan de bruto de Ojo de Halcón, el protagonista. 

En fin, una adaptación que dejará descolocados a los que sólo conozcan la versión cinematográfica de Michael Mann.



Edmond y Aronía Rodríguez: Joyas Literarias Juveniles 11: Rob Roy

Una de las grandes aventuras de Walter Scott, narrada con bastante brío. 

Lo que más me llama la atención es cómo se reciclan poses de algunos personajes, incluso la cara que muestro de ejemplo se usa para los dos protagonistas de forma indistinta. ¿Se pensaba sólo en la serialización en revistas? ¿Había un archivo escaso de fotos en ese momento que usar de referencia? ¿Corta y pega sin tapujos?

No sé, no sé...



Forges: Por favor 1

Forges, Perich, Romeu, El Cubri, Manuel Vázquez Montalbán...

Me encanta ver estas revistas, especialmente si ya tienen sus años, porque te permiten ver cómo era una sociedad mucho más distinta de la actual de lo que nos pensamos.

Porque lo de los indios melenudos haciendo pintadas contra las caballería americana, vestida de azul, no era casual, claro.

Por cierto, me llama la atención no haber llegado a ver copias de la supuesta primera edición agotada. ¿Se hizo? ¿Fue un montaje para llamar más la atención para la nueva revista?




Elizabeth Pich: Fungirl: Tales of a Grown-Up Nothing

Una marcianada de tebeo del Día del Comic Gratis que sirve para promocionar una novela gráfica de próxima aparición.

Conmigo ha funcionado y me la he pedido. Es todo muy raro y con un dibujo poco habitual, pero tiene algo el conjunto que me ha divertido una barbaridad.



Andrea DiVito y Paul Grist: The Union TPB

El nuevo Union Jack y un montón de personajes nuevos que me importan un pito, creo que ya os lo he dicho todo.

Ni con Paul Grist a los guiones me acuerdo de lo que pasaba unas semanas después de leerlo.



Jack Kirby y Stan Lee: Fantastic Four 56

Es curioso cómo algunos personajes acaban perdiendo con los años la sensación de peligro, de amenaza, de sus primeras apariciones. 
Aquí tenemos a Klaw, ya con superpoderes, atacando a los 4 Fantásticos y se nos muestra como un enemigo formidable y terrible. Ahora parece que si no lo unes a unos cuantos villanos más, como que es un entremés para el héroe de turno.
Me agrada que quien resuelva la situación usando la cabeza, como siempre, pero también a tortazo limpio sea Mister Fantástico, que a veces parece que sólo sabe hablar y dar cuatro órdenes.
Y Kirby estaba desatado.
Esta viñeta me parece una genialidad.