lunes, 31 de octubre de 2016

Georges Bess y Norman Worker: Album El Hombre Enmascarado 3

Como estuve hablando el otro día con un dibujante del Hombre Enmascarado para el mercado escandinavo, me dio el pronto de leer algunas de estas historias, que editó en su momento Valenciana con su típico color horrendo.
Me ha sorprendido ver que las historias son de lo más resultonas en su simplicidad y ver a un montón de dibujantes diversos, incluyendo un Georges Bess pre-Jodorowsky, imitando a Sy Barry sin manías.

David B.: Los sucesos de la noche 2

Un locurón del quince en esta segunda entrega, o cuarta según se mire ya que el tomo anterior recogía los tres primeros álbumes de la serie.
La mezcla de elementos místicos, personales y de diversos géneros tiene mucha gracia.
Pero lo de meter al hermano epiléptico en plan héroe de acción es para nota.

jueves, 27 de octubre de 2016

David B. y Gabi Beltrán: Bob

Durante el Comic Nostrum 2016, dedicado al mar, se hizo un ¿juego? ¿experimento?: dibujar un cómic a bordo de un barco, el "Rafael Verdera" (el velero más antiguo en activo de España). El guión era de Gabi Beltrán.
Los dibujantes se encargaban de una viñeta cada uno. Allí metieron mano autores jóvenes y veteranos mallorquines y los invitados. 30 dibujantes en total para unas 30 y pocas viñetas (alguno en lugar de una apaisada tenía que dibujar dos más estrechas)
Después se editó en plan fanzine (muy bien editado para ser un fanzine, por cierto) para venderse en una fiesta solidaria y recaudar dinero para los refugiados a cargo de la Cruz Roja.
Una vez leído, lo primero que me viene a la cabeza es la dificultad de englobar en un género esta historia. En los 80 tanto podría haber sido publicada en El Víbora, como en Comix Internacional o en el Creepy.
Lo segundo es que esta especie de cadáveres exquisitos en forma de cómic suelen ser un poco caóticos. Y éste no es una excepción, pero lo es muchísimo menos de lo previsible ya que hay muchas de las viñetas que se conjuntan entre ellas, dando un aspecto final bastante más homogéneo de lo que uno podría esperar.
Y elijo la de David B. porque me hace gracia, pero podría haber escogido muchas otras...

Rubén Pellejero y Christopher: The Long and Winding Road

Lo primero que sorprende de esta obra es su extensión. Con sus casi 180 páginas es casi un integral.Que, eso sí, se lee muy rápido. En parte por el trabajo de Christopher, ameno, emotivo, sorprendente, original, en parte por el de Rubén Pellejero, eficaz en su aparente sencillez, capaz de hacer entrañables a cualquiera de los personajes que van apareciendo, impactante siempre.
Lo segundo que me llama la atención es su punto de partida, muy similar al Cenizas de Álvaro Ortiz: llevar las cenizas de alguien a cierto punto, una premisa que permite a los protagonistas de esta historia de carretera ir conociendo diversos personajes, encontrarse en situaciones dramáticas, humorísticas o surrealistas, y acabar el viaje siendo diferentes, mejores con suerte, y conociendo mejor a los de su entorno.
Lo tercero es el canto de amor a los músicos de finales de los años 60 y primeros 70. Los capítulos van marcados por un tema musical concreto de esos años donde pasan todos los grandes de esa época, prácticamente. Me he hecho una lista en Spotify, exceptuando los temas contados que no tienen, por cierto.
Lo recomiendo abiertamente. Leedlo en francés o esperad a la edición española, pero leedlo.

Kaz: Submundo 1

Tiras raras.
Hay elementos que me atren, gráficos especialmente, por su mezcla de homenajes a tiras clásicas de humor con elementos más gamberros típicos del underground más clásico.
Pero para un tocho tan gordo poco me he reído.

Hugo Pratt y H.G.Oesterheld: Ticonderoga

Yo entiendo que la gente se haya quedado con la obra de autor completo de Hugo Pratt. Pero me fastidia enormemente que la industria haya olvidado las obras que hizo en Argentina con Héctor G.Oesterheld, o que si se acuerdan nos lleguen en versiones coloreadas o, peor, con traducciones de traducciones, nunca con los textos originales.
Una editorial argentina intentó publicar este Ticonderoga, con prólogo de Alejandro Martínez Viturtia, pero se quedó sólo en los primeros episodios. Aquí llegó al menos en forma de saldo...
Una lástima porque es una obra a reivindicar, llena de matices, muy entretenida y hecha por dos autores en plenas facultades.

David B.: Los sucesos de la noche 1

David B. tiene dos vertientes en su trabajo bastante claras: la autobiografía y la traslación de sus sueños.
Y tiene una reconocida influencia de Tardi y sus historias folletinescas o de género negro.
Pues se coge todo eso, se mezcla con gracia y te sale un tebeo raro, con una atmósfera onírica y algo opresiva, pero con un elevado grado de fascinación.
Ese desierto de libros me encanta.

Nazario: La Cúpula: 35 años

Un librito que se regalaba por los 35 años de La Cúpula. Contiene ilustraciones, limpias de logos y textos, para las diversas revistas y algunos tomos de la casa, limitando cada autor a una única imagen.
Curioso.Es una buena forma de comprobar la evolución del underground de ayer a lo independiente de hoy...

miércoles, 19 de octubre de 2016

Tibet y Greg: Chick Bill 10: 1962-1963

Dolmen embiste con esta longeva serie y ha decidido empezar por una etapa especialmente interesante, cuando Greg se encargaba de los guiones. Por las labores literarias, no siempre adecuadamente reconocidas, pasó Greg, y Goscinny, y Duchâteau y el propio Tibet.
Conocí estos personajes gracias a Jaimes Libros y su colección Super Vidorama. Luego ya vendrían muchas historias, no demasiado bien publicadas, en Bruguera, normalmente en Zipi y Zape Especial.
Ojalá la respuesta sea buena, y más con la oferta de lanzamiento, pero con estas tres historias me lo he pasado en grande, con unos gags antológicos, un dibujo de la escuela línea clara estupendo y unos personajes encantadores. Pese a los años transcurridos se mantiene especialmente fresco.
Lo he disfrutado una barbaridad, como ya habréis sospechado. Mucho mejor de lo que lo recordaba, y eso que lo recordaba bien.

domingo, 16 de octubre de 2016

David B.: L'Ascension du Haut Mal

Aprovecho que viene David B. a Palma para leerla en francés en el precioso tomo integral de L'Association.
Aunque el final pierda un poco, y se vaya algo por los cerros de Úbeda, y nos quedemos con algunos interrogantes (¿Leyó el hermano epiléptico el cómic? ¿Qué le pareció?), me admira la capacidad del autor para conseguir emocionar (entristecer, divertir, indignar) y su brutal sinceridad que no esquiva algunas acciones suyas bastante criticables.
Y me pregunto si el autor se cambió el nombre, y que sonase más judío, como él dice, para separarse más de su hermano y su fascinación por Hitler. Lo que los haría mas parecidos al yin y al yang, y lo ligaría más a todo eso que se les explicaba en esas reuniones de macrobiótica a las que iban de jóvenes...
Pero lo que me ha impresionado más ha sido comprobar lo mucho que influye en la lectura de un cómic la persona que eres en ese momento. Y esto ha sido meridianamente claro comparando la lectura en álbumes de Sinsentido a ésta porque mis circunstancias personales han cambiado mucho de entonces a ahora.
Porque yo, como los padres del autor, tengo dos hijos y una hija, en ese orden, y mi hijo mayor tiene una enfermedad crónica que marca la estabilidad de la familia.
He entendido tanto a esos padres que buscan una cura... No os podéis hacer una idea.


Margalida Vinyes: La costa de Mallorca

Otra obra de autores mallorquines editada por el clúster (la asociación de profesionales y semiprofesionales de Mallorca) que mezcla historietas e ilustraciones. La excusa es una vuelta a la costa de Mallorca desde que sale el sol hasta que se pone.
Los estilos son diversos, el conjunto es curioso.
Y por destacar algo pongo una viñeta del relato de Margalida Vinyes, que es de lo más alegre.

Pierre Alary y Paul Tobin: Spider-Man Family 1

Una curiosidad de Piere Alary que pillé por eso de que viene a Palma: la única obra para Marvel, un relato corto de un joven Spider-Man con los 4 Fantásticos y Electro.Tanto esta historia, como el resto de cómics de este tomo, son tan sencillas como olvidables, seamos sinceros.

Ivá: Historias de la Puta Mili 2: 1987-1989

Qué gracia tenía este hombre.
Porque ha sido leer de nuevo historias que me sabía de memoria y volverme a reír como el primer día.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Vázquez: Olé 49: Anacleto: ¡Nunca falla!

Por fin he conseguido este esquivo número de Olé, el único que me faltaba de este personaje.
Mucho Vázquez, quien a veces se las ingenia para dibujar menos (como largas secuencias hechas con gente a oscuras de las que sólo dibuja siluetas) y algo de Sanchís, que no era tan bueno, vale, pero que tampoco era el horror de los que hacían en esos años las "otras" historias de Mortadelo...

Georges Pichard: Carmen

Una adaptación de Carmen de Mérimée curiosa pero que quiere ser más erótica de lo que es realmente la historia haciendo de Carmen enseñe los pezones prácticamente todo el tiempo...

Carlos Puerta y Pierre Veys: Barón Rojo 2: Lluvia de sangre

Seguimos con un buen ritmo de edición esta saga.
En este tomo el protagonista empieza a aprender a volar y a tener sus primeros combates aéreos. Aunque aún su aeroplano siga sin ser rojo.
Y el tono fantástico, por lo de los "poderes" mentales del Barón, sigue funcionando.

Igor Kordey y Marko Macan: Nosotros, los muertos

Hay pocos cómics como éste.
La premisa es que la peste negra en el Siglo XIV convirtió Europa en un continente de muertos vivientes, conscientes, que tenían hijos, inmortales y deseosos de comerse a los "normales".
Saltamos a la actualidad. América no fue descubierta por Colón y lo que hay son civilizaciones precolombinas con dirigibles. Y un príncipe decide ir a Europa a descubrir la fuente de la eterna juventud, la única explicación posible a lo que pasó con los europeos.
Macan despide originalidad y energía a capazos. Pero sobre todo me ha gustado especialmente cómo maneja a los numerosos protagonistas, cómo los hace evolucionar, cómo los ves capaces de las mayores traiciones o sacrificios sin dejar de ser coherentes.
Y Kordey está que se sale, más Corben que nunca. Lástima del tamaño de la edición española. Al ser menor que la original hay escenas que pierden mucha espectacularidad.

Max: Pasmados

Un libro de buen tamaño que recopila ilustraciones, muchas ya conocidas, algunas retocadas para la ocasión, de Max.
La gracia está en que todas tienen una cierta temática en común...
A lo que ayudan los textos de Max escritos bajo pseudónimo, en plan juguetón.
Curioso.

Giovanni Freghieri y Michele Masiero: Dylan Dog Vol.3 4: Tras la puerta

 Tres historias con evidentes diferencias de calidad...
La primera tiene un guión de Paola Barbato que es de lo peor y más tramposos que he leído del personaje. Una tomadura de pelo que engancha con un misterio hasta que al final te quedas con cara de indignación...
La segunda está dibujada por mi querido Corrado Roi lo que siempre está bien.
La última es posiblemente la mejor. Una muy interesante trama y un trabajo gráfico sobrio y efectivo...